Es inevitable que sucedan estos accidentes en el hogar y en la oficina, pero podemos intentar remediarlo con un sencillo procedimiento de limpieza que a continuación compartimos contigo.

Primero es importante identificar qué tipo de tinta es la que ha manchado a tu sillón. Si se trata de tinta deleble o lavable, solo necesitarás humedecer un pedazo de papel absorbente para cocina con un poco agua con jabón y comenzar a frotar sobre la mancha del sillón. Repite el proceso varias veces y notarás los resultados.

Pero si se trata de tinta indeleble o no lavable, requerirás humedecer algodón en un poco de alcohol y tallar la mancha de tinta de tu sillón, cuidando que ésta no se extienda. Cambia de algodón constantemente para no contaminar otras áreas y cuando haya desaparecido gran parte de la mancha, con un trapo húmedo y después con uno seco termina el proceso para eliminar cualquier residuo tanto de la tinta, como del alcohol.

Esperamos en Tapicería Patricia que estos consejos te sean de gran utilidad.